Buscar
  • Jorge Alonzo

Ajuste de precios genera mínima operativa en mercado ganadero: varios frigoríficos "de vacaciones"



Hubo algún ajuste adicional a la baja y prácticamente ningún frigorífico ofrece los US$ 5,30 por kilo en cuarta balanza que se encontraban la semana pasada

Muy pocas operaciones por haciendas se han concretado en la última semana, tras la baja de valores propuesta por la industria.

Se retrajo una oferta que ya era muy reducida y, junto al cierre temporal de algunas plantas, se espera que se profundice la caída en la faena en las próximas semanas.

Ganados especiales de buena terminación prácticamente no hay. Y los que hay, no se venden. Hay una pulseada entre oferta y demanda, y todavía no se logra avizorar un mercado formado, coincidieron consignatarios consultados.

Hubo algún ajuste adicional a la baja y prácticamente ningún frigorífico ofrece los US$ 5,30 por kilo en cuarta balanza que se encontraban la semana pasada. La postura de precios varía entre plantas, dependiendo de sus necesidades de faena. En algunas todavía hay equipos kosher trabajando y eso genera una demanda adicional por novillos especiales.

El rango de precios para novillos de punta, de buena terminación va de US$ 5,10 a US$ 5,25. Y para la vaca, entre US$ 4,80 y US$ 4,95.

La disponibilidad forrajera en general es restringida. “Los verdeos no caminan”, dijo un operador. “El ganado no iba a aparecer con más precio, es una cuestión de falta de materia prima”, apuntó Pablo Sánchez, de escritorio Walter Hugo Abelenda e integrante de la directiva de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG).

Todavía no está claro cómo será la operativa en la semana próxima, si se terminará convalidando la baja o no.

Sí es un hecho que la faena caerá, con varias plantas que dieron licencias y no están operando. La semana pasada fue de 39.987 vacunos, su segundo menor registro del año, marcando una baja semanal de 9% y 25% menos que en misma semana del año pasado.

Junio cerró en 207.091 cabezas faenadas, el primer descenso interanual desde setiembre de 2020. Y marcó una caída de casi 13% comparado con los 237.354 vacunos registrados en junio del año pasado.

A pesar de este afloje en el mercado, las lluvias aliviaron temores productivos, y la ganadería muestra firmeza estructural.

Así se vio reflejado en el remate de Lote 21 esta semana. Los terneros promediaron US$ 2,91, apenas abajo de los US$ 2,93 del remate anterior, y aún 30% por encima de los precios del año pasado.

En machos se premiaron los negocios más próximos. En hembras, todo subió.

Por ahora el precio de exportación para la carne vacuna ha mostrado un ajuste moderado y sigue arriba de los $ 5.000 por toneladas. Pasó de US$ 5.487 registrado en mayo –máximo histórico mensual– a US$ 5.241 promedio en junio, una baja de 4,5%.

En el acumulado anual se mantiene la brecha de 30% frente a 2021, con un promedio de US$ 5.132 por tonelada en 2022 frente a US$ 3.960 en mismo periodo del año pasado, de acuerdo a los datos provisorios del Instituto Nacional de Carnes (INAC).

En el mercado de lanares, hay poca oferta como es típico de la época, sin muchos movimientos pero con firmeza de valores. En algunas categorías las referencias se han mantenidos, como en el cordero, sobre US$ 4,54 por kilo y los capones en US$ 4,20. Otras categorías han registrado subas, como borregos, en US$ 4,63 y las ovejas en US$ 4,17.

Para carne ovina se acentúa la caída de las exportaciones a China y se confirma un repunte de Brasil. En precio, a lo largo de todo el año los valores se han mostrado en una meseta sobre los US$ 5.200 (más precisamente US$ 5.208) por tonelada, una mejora interanual de 7%.

En el mundo, la atención está puesta en Australia. Aumentan las preocupaciones por la proximidad de la fiebre aftosa con miles de casos registrados en Indonesia. Las autoridades australianas han incrementado medidas se bioseguridad en aeropuertos esta semana, tras que se detectaran focos en Bali. El gran riesgo es el posible ingreso de la enfermedad a través de los turistas australianos que regresan de ese destino.

Fuente: Blasina & Asociados

13 visualizaciones0 comentarios