top of page
Buscar

El precio de la soja trepó hasta un 3% en Chicago por las inundaciones en el sur de Brasil


Chacras de Soja anegadas tras 400 mm de precipitaciones en Río Grande do Sul

El contrato mayo de la oleaginosa pasó de 424,67 a 437,25 dólares por tonelada; en Rio Grande do Sul están en riesgo entre 4 y 5 millones de toneladas de la cosecha 2023/2024

Cuando el mercado empezaba a redireccionar su atención de Sudamérica al medio oeste de los Estados Unidos, por la volatilidad que suele marcar la relación entre el clima y el avance de la siembra de granos gruesos en ese país, las imágenes de campos y de ciudades bajo el agua en Rio Grande do Sul, en el extremo sur de Brasil, provocaron subas de hasta el 3% para los precios de la soja en Chicago por las pérdidas que los excesos de humedad provocarán sobre las zonas que todavía no fueron cosechadas en el Estado que en la actual campaña ocupa el segundo lugar entre los mayores productores de la oleaginosa brasileña, detrás de Mato Grosso.


Al cierre de las operaciones, las pizarras del mercado estadounidense reflejaron alzas de US$ 12,58 y de 10,57 sobre los contratos mayo y julio de la soja, cuyos ajustes pasaron de 424,67 a 437,25 y de 429,99 a 440,56 dólares por tonelada.

La misma tónica alcista se replicó para el valor de la harina de soja, con mejoras para las posiciones antes citadas de US$12,58 y de 17,53, tras una transición de los valores de ajuste de 377,64 a 393,63 y de 384,70 a 402,23 dólares por tonelada. 

Además de ser el principal proveedor mundial de grano de soja sin procesar, Brasil es el segundo mayor exportador de harina, pero cada vez más cerca del liderazgo de la Argentina.

Las inundaciones que afectan buena parte de Rio Grande do Sul, que ya provocaron la muerte de 29 personas y que fueron calificadas por el gobernador, Eduardo Leite, como el “mayor desastre climático que nuestro Estado haya enfrentado jamás”, tuvieron su origen en lluvias que en los últimos tres días dejaron acumulados mayores a los 400 milímetros.

El Servicio Nacional de Meteorología de Brasil indicó que el escenario seguirá siendo crítico y que la tendencia es que las lluvias comiencen a perder intensidad durante el fin de semana. 

Sin embargo, la crisis hídrica continuará por un tiempo más prolongado por las consecuencias que el exceso de precipitaciones generó sobre el caudal de los ríos, con desbordes que provocaron numerosos eventos de deslizamientos de tierra, pérdida de infraestructura y rutas cortadas. (Varias fuentes)

Comments


Publicar: Blog2 Post
bottom of page