top of page
Buscar

INIA anunció nueva herramienta para el ajuste de la fertilización nitrogenada en trigo

OptiFert-N es una innovadora herramienta desarrollada por INIA para optimizar el ajuste de la fertilización nitrogenada en cultivos de trigo durante la encañazón (Z30-Z50), que complementa modelos ya existentes para siembra y macollaje basados en muestreos de suelo.

Ensayos de trigo en INIA La Estanzuela (Foto INIA)

A partir del diagnóstico del estado nutricional del cultivo, basado en muestreos de planta, la herramienta estima la necesidad final de nitrógeno del cultivo en función de la deficiencia de N actual, la proyección de crecimiento dado el estado actual del cultivo y el aporte esperado de N del suelo.


De esta manera, se logra un uso más eficiente del nutriente aplicado en diversas secuencias agrícolas, sugiriendo dosis de N más elevadas en zonas con mayor deficiencia o potencial de rendimiento, y reduciendo la dosis recomendada en zonas con menor deficiencia o con su potencial de rendimiento comprometido.

FUNDAMENTOS DEL CÁLCULO Y APLICABILIDAD

OptiFert-N está diseñada para utilizarse a partir de Z30 y hasta Z50 inclusive, es decir, durante todo el período de encañado y ser utilizada para realizar la última corrección de las necesidades de N del cultivo.

Previo a este momento (siembra y macollaje), las necesidades de fertilización con N del cultivo deben estimarse con herramientas que ya existen basadas en análisis de suelo.

Esta herramienta estima la necesidad de fertilización adicional como la diferencia entre la corrección de la deficiencia actual, la demanda futura y el aporte previsto desde las dos fuentes de N más importantes que tendrá el cultivo:


N residual presente en el suelo al momento del diagnóstico (fertilizante + suelo) y aportes de N por mineralización de la materia orgánica del suelo. Se entiende que la principal determinante de la necesidad de fertilización está dada por la demanda futura de N del cultivo.

METODOLOGIA NOVEDOSA

OptiFert-N utiliza una metodología novedosa para su estimación, basada en la curva de referencia de absorción crítica de N.


El uso de esta curva resulta en un novedoso abordaje que tiene como principal ventaja que la demanda de N se estima a través de proyectar la acumulación de biomasa esperada del cultivo desde el momento de muestreo hasta floración (Z65).


Estimar la acumulación de biomasa es más simple y preciso que estimar directamente la necesidad de N.


Para esto OptiFert-N requiere como entradas, datos de fecha de siembra y cultivar (para estimar la fenología) e incorpora algoritmos que permiten considerar variaciones en la estimación de acumulación de biomasa dadas por cambios en el estado actual del cultivo y manejo.

Redacción INIA

ความคิดเห็น


Publicar: Blog2 Post
bottom of page