Buscar
  • Jorge Alonzo

La investigación y la biotecnología: cada vez más cerca de la producción cárnica uruguaya



La Sociedad de Criadores de Hereford del Uruguay y el INIA, dieron a conocer los logros alcanzados, tras el proyecto sobre eficiencia de conversión que asociadamente, han llevado a cabo en la Central de Pruebas Kiyú en el departamento de San José.

En una actividad desarrollada en la sede de la Central, propiedad de la Sociedad de Criadores de Hereford, a las puertas del balneario Kiyú, con la presencia de los Ministros de Ganadería Agricultura y Pesca Ing. Agr. Fernando Mattos y de Ambiente Adrián Peña, respectivamente, las autoridades de ambas instituciones escucharon con atención las presentaciones de técnicos participantes en el proyecto y también del avance en la iniciativa que desarrolla mediciones de emanaciones de Gas Metano por parte del ganado sometido a una sofisticada prueba, sobre la base de modernos equipos instalados en la central.

Tras presentaciones de Ely Navajas, Juan Manuel Soares de Lima, técnicos del INIA y del Vicepresidente del Instituto Walter Beatghen, ambos Secretarios de Estado, hicieron referencia a la importancia de las investigaciones ya validadas y las que se desarrollan.

Tras esto, se realizó un recorrido por las instalaciones, donde los productores y otras autoridades presentes, tuvieron la oportunidad de recibir información y observar las tecnologías que se vienen aplicando para obtener importante información, indispensable para generar datos cada vez más requeridos por los consumidores de nuestras carnes en el mundo; y que están incluidos en los procesos productivos de nuestro país.

La inversión

El convenio se ha desarrollado con una inversión de US$ 2 millones, que fueron financiados en más del 50% por los integrantes de la red y la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII).

La iniciativa es producto de la articulación entre organizaciones públicas y privadas, participando el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), la Asociación Rural del Uruguay (ARU), el Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca y la Sociedad Criadores de Hereford del Uruguay.

Los detalles

Elly Navajas, investigadora principal en genética y mejoramiento genético animal en la Unidad de Biotecnología del INIA, explicó que el proyecto que se inició en 2014 y el objetivo ha sido construir poblaciones de animales para lograr resultados en eficiencia de conversión, calidad de canal y de carne y también de información genómica.

Esta información ya se cuenta entre grupos con hijos de los ejemplares que han participado en el proceso de investigación y validación de datos.

El objetivo ha sido generar una herramienta de estimación genómica que llegue a los cabañeros para mejorar la eficiencia de conversión de canal y la calidad de carne. Paralelamente reducir los costos de alimentación del ganado, aumentar la productividad y reducir la intensidad de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Para el proyecto se hicieron en la Central de Pruebas de la Hereford, en Kiyú, corrales con comederos automáticos para identificar información de consumo en forma individual de los animales, toros y novillos, que comen en grupo.

El Gas Metano

La nueva etapa que está en desarrollo es la medición de los gases de efecto invernadero, básicamente, Gas Metano que producen los rumiantes en su proceso digestivo y que son emitidos a través de las heces, el eructo y las deyecciones gaseosas de los bovinos en producción.

La mitigación de estas emisiones es considerada fundamental, por toda la cadena productiva cárnica, a los efectos de certificar que el ganado en Uruguay, por su tipo de ingesta y métodos de cría, produce menor cantidad de emisiones y que eso sea premiado en el mercado internacional, redundando en mejores precios para el productor y una mejor calificación ambiental de nuestro pais en el mundo, según coincidieron los ministros presentes en esta actividad.


23 visualizaciones0 comentarios