top of page
Buscar
  • Foto del escritorJorge Alonzo

Ministro de Ganadería aseguró a "CHTV Agronoticias" que tramita con "Economía", la recuperación de fondos para el INIA


"Estoy seguro que no le va a faltar dinero al INIA y tendrán que hacerse los ajustes necesarios", afirmó Fernando Mattos, a CharrúaTV AGRONOTICIAS
Para el Ministro de Ganadería Agricultura y Pesca, Fernando Mattos, el 2024 será un año de recuperación para todos los rubros del sector agropecuario.
Consultado por CharruaTV Agronoticias, el Secretario de Estado, indicó que tras el presente breve periodo de sequía la situación se normalizará y la cosecha de los cultivos de verano, será con índices positivos. Mattos, también mantuvo en reserva cualquier opinión respecto de la operación Marfrig-Minerva, en el entendido que “cualquier comentario desde el MGAP, puede ser considerado una presión a la Comisión de Defensa de la Competencia”
.También le consultamos acerca de la reducción de aportes del Estado regulados por Ley a las arcas del INIA, a lo que respondió que “efectivamente ha habido una reducción, pero estamos hablando con <Economía> para buscar una solución”.

 En el comienzo, en diálogo con nuestra producción el Ing. Agr. Fernando Mattos, fue muy optimista expresando respecto de la situación del agro, que “vamos a tener un año de recuperación, de crecimiento económico de la mano del agro.

Comentó que” la economía nacional, tuvo un magro crecimiento en 2023 porque al agro le fue mal y evidentemente, este 2024, va a ser el año de la recuperación”.

“Ojalá tengamos una consolidación de precipitaciones en el mes de febrero. Tuvimos un enero muy seco, y estamos transitando una ola de calor y falta de lluvias por estos días, pero todos somos optimistas de que tengamos una buena producción”, añadió.

Aseguró que “ya se restableció la base forrajera, el estado de los ganados es excepcional, vamos a tener un muy buen año reproductivo en ganadería, la producción de leche tiene desafíos, pero está con perspectivas de crecimiento, hay problemas obviamente, arrastrados por la sequía del año pasado, en función de endeudamiento.


“Cesó la sequía, pero las consecuencias persisten”


Hablando del sector lechero, precisamente, Mattos expresó que “hay que tener en cuenta que cesaron los efectos por la sequía, pero las consecuencias persisten y se necesita tiempo para restañar. Pero el sector como en todo el agro, tiene al gobierno del lado del productor, generando políticas junto al Banco de la República, así como el resto de la banca, apoyando a un sector del que depende también el dinamismo del sector económico nacional”.

Por lo tanto “como el gran generador de divisas que es, (el sector lechero)  mira el futuro y tendrá que hacerlo estratégicamente como lo hemos planteado desde el Ministerio, con una visión desde la que debemos prepararnos mucho mejor para afrontar los avatares del clima, frente a variabilidad climática que nos deja en mayor grado de vulnerabilidad y ante eso tenemos que instrumentar políticas que estimulen la estabilidad productiva, como puede ser a través de los sistemas de riego, que deberán ser adoptados en mayor proporción, para lo cual (es necesario) diseñar políticas que atraigan las inversiones para sostener este proceso en forma continua en el futuro”.


Marfrig/Minerva: “Cualquier opinión del MGAP puede ser interpretada como una presión


Respecto a la operación Marfrig-Minerva el ministro indicó que “el tema está en la Comisión de Defensa de la Competencia, dentro de los plazos establecidos por Ley. Esta comisión debe manejarse con total independencia, así que tendremos que esperar los dictámenes iniciales, puede pasar a “Fase 2”, pero si se toma todos los plazos legales establecidos, nos podemos ir hasta fines de mayo”.

“Todos deseamos que esto se resuelva rápidamente, que no sea un análisis eterno, pero es un análisis complejo y la comisión está aún dentro de los plazos establecidos”, enfatizó.

Le solicitamos, luego, una opinión en torno al tema, el ministro respondió que “cualquier manifestación de nuestra parte, para un lado o para otro, puede ser interpretada como una presión indebida y, por lo tanto, nosotros estamos a la expectativa de una resolución, atentos a lo que se resuelva, pero teniendo claro que la mayor parte de los actores involucrados en el sector ganadero, se han manifestado en contra de esta operación”.


"No hay mercadería que se comercialice más que el ganado gordo y de resposición"


Añadió que “eso es una realidad, lo que tendrá que determinar la Comisión de Defensa de la Competencia” es si el grado de concentración (de plantas de faena) que es innegable que se va a producir en el caso de aprobarse esta operación, es un daño o no a la formación del precio, o se genera un hecho que determine el ejercicio de <posición dominante> en la formación del precio”.

Reafirmó luego que “el de la cadena cárnica es un mercado relevante, es el mercado más importante que tiene Uruguay, siendo que no hay otra mercadería que se comercialice más que el ganado gordo, o el ganado en general, porque al ganado gordo está asociado el ganado de reposición. Es el principal rubro exportable y, por lo tanto, dar señales equilibradas ante el dictamen, son importantes, porque por un lado queremos reglas claras para atraer a las inversiones, (y por otro) no queremos injerencias indebidas. Está la Ley establecida en el sentido de considerar si la competencia está afectada o no”.


MGAP analiza con Economía, aportes del estado al INIA


Respecto a la restitución del total de los aportes del Estado, al presupuesto de INIA, tras la reducción impuesta por los efectos de la Pandemia a la economía de Estado, el Ministro Mattos indicó que “no hay noticias”.

Recordó que “eso está estipulado por Ley de Presupuesto. Claramente el INIA ha tenido una afectación de los ingresos en función de que hasta un determinado valor supone un congelamiento de los aportes y los aportes del Estado son en pesos. Entonces, se establece un techo de los aportes y la contrapartida que es la que es segura que en el caso del INIA es la retención que se le hace a los productores por el Impuesto a la Enajenación de Bienes Agropecuarios (IMEBA), ha tenido una afectación clara. Ha habido menos producción el año pasado, ha habido ajustes de precios y menor producción física con lo cual se ha resentido el ingreso que el INIA tenía, en 2023 que esperemos se recupere en 2024. Pero lo único seguro es que el ingreso directo que tiene el INIA es el aporte de los productores a través del IMEBA.  Lo otro siempre está desfasado, siempre está ciertamente condicionado, tendrá que dirimirse en Rendición de Cuentas”.


"Una situación compleja"


Añadió que “también el sector agropecuario y la economía en general están en una situación compleja. La baja tasa de crecimiento económico y todos los gastos generados por la sequía también generan un déficit fiscal que determina que más aportes para instituciones, son difíciles”.           Aseguro, finalmente, que “esto lo estamos conversando con el Ministerio de Economía y Finanzas, estoy seguro que no le va a faltar dinero al INIA y tendrán que hacerse los ajustes necesarios, que no comprometan todos los planes de investigación, inversión y trabajos tan importantes y necesarios que realiza el INIA a efectos de dar las herramientas necesarias para el desarrollo y crecimiento al sector agropecuario”.

70 visualizaciones
Publicar: Blog2 Post
bottom of page