Buscar
  • Jorge Alonzo

Petróleo sigue subiendo y no es otra la causa del aumento del precio de las naftas en el Uruguay


Una gráfica publicada por medios especializados del exterior, echan por tierra el argumento de que la Ley de Urgente Consideración, es responsable del aumento del precio de los combustibles.
Las naftas han aumentado a casi el doble en un año en paises productores de petróleo, como lo es ni más ni menos; EEUU. Uruguay, que no cuenta con Petróleo crudo, debe ser tomador de precios. 
 

Opinión Jorge Alonzo

En el gráfico puedes ver la evolución de los precios del barril de petroleo en los últimos años.

El precio del barril del petroleo Crudo de la OPEP ha subido en lo que va de mes a los U$S 92,65 desde los 85,4 del mes anterior, lo que equivale al 8,49%.

En tanto, en los últimos doce meses el precio del barril de petroleo de la OPEP ha aumentado un 51,79%.

El ex Ministro de Economía, el Cr. Danilo Astori, ha subrayado que "desde que el Dr. Luis Lacalle Pou es presidente la Nafta aumentó 15,5%, el Gasoil 14,5% y los salarios 6,9%........


Si hacemos una comparación, entonces, las Naftas en el Uruguay, no han aumentado lo que lamentablemente, deberían aumentar.


Con todo respeto, el Cr. Astori sabe de Economía y de evolución del precio del crudo y cuánto influye en el costo de nuestros combustibles.


Sabe también que durante su periodo de Gobierno o mejor dicho del FA, se realizó una reforma de la Planta de la TEJA, donde Raúl Sendic, aprobó el proyecto que luego llevó a cabo, sin el logro de ese objetivo, ya que ni modernizó, ni bajó los costos del proceso para la producción de nuestros combustibles.


Simple reflexión:


No es el actual Gobierno ni la LUC, lo que provoca el aumento, sino el precio internacional del crudo, que como muestra la gráfica, hace 2 años no para de subir y el monopolio de ANCAP, no permite una importación masiva de combustible más barato.


Muchos analistas entienden que Uruguay, en las actuales condiciones, debería habilitar la importación de todos los combustibles.


Recientemente, tras las fallas ocasionadas en la Planta de la Teja, luego del intempestivo apagado de un sector de la refinería, ordenado por la Federación ANCAP, quedó a la luz el estado de deterioro y vetustez, del equipamiento del complejo.


También resultó evidente que el gasto en la búsqueda de una modernización en los procesos sólo resultó en una deuda, a la postre, heredada por la actual administración y cuya incidencia tampoco colabora en la baja del precio de los productos que genera ANCAP a partir del proceso.


Muchos entendidos y sectores políticos estiman que la refinería de La Teja, en las actuales condiciones debería de dejar de funcionar.


Pero eso es harina de otro costal y debería ser motivo de una consulta pública, en el marco de la libertad que evidentemente rige en nuestro país con su sistema democrático y que habilita las consultas toda vez que la mayoría de la población lo requiere.



4 visualizaciones0 comentarios