Buscar
  • Jorge Alonzo

Sequía, precio del Petróleo, conflicto Rusia/Ucrania: empujan a commodities a valores inimaginables



Esta semana la soja en Nueva Palmira superó largamente los US$ 600 por tonelada y el trigo en Chicago superó también con holgura los US$ 300 por tonelada.

Dicen los analistas, que si Rusia prosigue con su invasión a Ucrania nadie puede imaginar dónde estará el techo de los precios.

Esto encuentra a Uruguay mejor posicionado que los países vecinos para captar el beneficio de los altos precios.

Hay veces que la suerte juega. El clima es el ámbito de interacciones no lineales, lo que lo hacen difícil de prever.

Este año Niña se esperaba que faltaran las lluvias, como probabilísticamente cabe esperar de un año en el que el Pacífico está más de medio grado Celsius más frío de lo normal. Plantar cultivos de verano era asumir un riesgo diferencial.


Por dos veces los cultivos estuvieron muy cerca de verse dañados.


La situación más dramática fue en los primeros 10 días de enero, cuando arrastrando el faltante de agua de diciembre y la ola de calor que sofocó al país los cultivos quedaron en alto riesgo.

Pero las lluvias llegaron al 80% sur de Uruguay, donde está la gran mayoría de los cultivos. Y llegaron en abundancia.

El problema siguió estando desde Salto al norte, en el centro y norte de Argentina, en el sur de Brasil y en Paraguay.

Luego los cultivos volvieron a estresarse por falta de agua, pero no tanto, a mediados de febrero. Pero desde el 20 de febrero y probablemente hasta mediados de marzo recibirán lluvias frecuentes y generosas.


La combinación de buen rendimiento y alto precio está al alcance de la mano.


El partido no está terminado. Si no lloviera en absoluto a partir del 15 de marzo los rendimientos se verán resentidos.

Pero ya faltando pocas semanas para el cierre de la zafra de verano el escenario más probable es el de una combinación de muy buen precio con buen rendimiento.

49 visualizaciones0 comentarios