Buscar
  • Jorge Alonzo

Vacunación antiaftosa: en periodo de junio se inmunizarán solo terneros menores a un año

Sanidad Animal



El cambio no implica riesgo en la inmunidad de la categoría menores a dos años.

Los bovinos menores de dos años no serán inmunizados en su totalidad contra fiebre aftosa en el próximo período anual de junio sino que sólo se vacunarán los menores a un año, lo que permitirá ahorrar alrededor de US$ 1,8 millones en vacunas, en una categoría que ya tiene suficiente inmunidad.

En este cambio estarían involucradas alrededor de 1,7 millones de cabezas bovinas del rodeo uruguayo.

La modificación en el calendario anual de vacunación la confirmó a El País Roque Almeida, veterinario delegado de Cooperativas Agrarias Federadas (CAF) en la Comisión Nacional Honoraria de Salud Animal (Conhasa), herramienta que desde su creación se convirtió en el principal punto de contacto entre todos los actores del sector público y privado vinculados con la sanidad animal, estableciendo un canal de comunicación para intercambiar información, resolver problemas y coordinar actividades consensuadas.

El cambio que fue planteado por la Asociación Rural del Uruguay (ARU) ante la Conhasa fue aprobado por unanimidad por todos los integrantes y pronto las autoridades del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), emitirán la resolución correspondiente avalando el cambio. “Todos los terneros recibieron este año una dosis contra fiebre aftosa en la vacunación general del rodeo bovino. Los que nacieron en 2020 fueron vacunados, algunos en febrero y otros en junio. Ahora deberán entrar en el plan general de vacunación contra aftosa”, explicó Almeida.

En la región se lleva más de 20 años sin focos de fiebre aftosa y en Sudamérica se avanzó mucho en el combate a la enfermedad, controlando sitios problemáticos como la triple frontera (Paraguay, Argentina y Brasil). Asimismo, los países que avanzaron en su lucha contra la fiebre aftosa apoyan a los que vienen más lentos, aspecto importante para reducir cualquier posible circulación viral dentro de Sudamérica. Siempre las acciones fueron apoyadas por el Centro Panamericano de Fiebre Aftosa y sus técnicos. Volviendo a Uruguay, “técnicamente la modificación no causaría ningún impacto negativo en la inmunidad del rodeo bovino nacional”, afirmó el delegado de CAF en la Conhasa. Por otro lado, es importante el ahorro de casi US$ 1,8 millones en vacunas, en animales que ya tienen una buena inmunidad. Por el momento, Uruguay continuará vacunando y hoy tiene la ventaja de que Rio Grande do Sul y otros estados de Brasil pasaron a ser libres sin el uso de la vacunación, quedaron un peldaño por encima del status sanitario local, pero también ofician de tapón frente a cualquier reingreso de la enfermedad. En el encuentro de Conhasa, realizado el pasado martes, también se resolvió que la vacunación de todo el rodeo bovino se haga entre el 1° y el 31 de marzo, para evitar el calor y mantener una buena inmunidad. Hasta el momento todo el rodeo bovino se vacunaba contra aftosa en febrero o marzo y se hacía una revacunación a partir de junio de las categorías menores de dos años, para reforzarles la inmunidad. “Uruguay ha demostrado claramente que no hay circulación viral y que el grado de vacunación es muy bueno. Nuestro planteo fue suspender o eliminar categorías de animales mayores a un año en la revacunación de junio”, señaló Pablo Zerbino, veterinario representante de la Asociación Rural del Uruguay en la Conhasa. Todos los años, la Dirección General de Servicios Ganaderos (MGAP) presenta ante la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) pruebas científicas que acreditan la inexistencia de circulación viral y demuestran la inmunidad del rodeo bovino, que es el único que se vacuna contra aftosa en Uruguay. Esas pruebas sirven para que la OIE genere el status sanitario que es tomado por los mercados que compran carne y productos de origen animal.

20 visualizaciones0 comentarios